Facebook: truco o trato

Pedrito: ¡¡que viene el lobo!! Y nadie le creyó.

Pues sí, queridos, la semana pasada los medios sacaban la noticia de que definitivamente el algoritmo de Facebook volvía a cambiar. ¿Las consecuencias? Se daría prioridad de visibilidad a las publicaciones de los usuarios y por tanto bajaría la visibilidad de las fan pages.

Como imaginaréis el revuelo ha sido muy santo. Los medios de comunicación demandaban notoriedad para que llegase la información de los usuarios, etc. Pero claro… Si los grandes se sacuden, ¿qué pasa con los pequeños?

Todos empezamos a correr cual Jumanji en busca de información que nos dé un halo de esperanza.



¿El pez grande se come al pequeño? ¿Los peces pequeños vamos a desaparecer?

Empiezan a salir gurús de debajo de las piedras con la capa de Nostradamus para decirnos que si ponemos una mano al rojo, un pie al azul, gritamos 3 veces delante del espejo “Mark, te amo” y nos hacemos cada mañana un jugo detox todo irá bien.

Vale. Respira. Las cosas, as usual, son más sencillas.

El jueves saqué este tema a debate y había mucha disparidad de opiniones, la mía es que estoy a favor del algoritmo y antes de que todos me tiren piedras y convertirme en el premio limón del recién entrado 2018 te lo quiero explicar y que respires tranquilidad conmigo.

 


Los motivos ocultos detrás del cambio de algoritmo

Como siempre, creo que es importante ir al origen para que podamos comprender y contextualizar este cambio.

No sé a vosotros, pero yo hace unos meses no paraba de oir por todas partes las quejas de los usuarios de a pie diciendo que no veía nunca las publicaciones de sus amigos y que siempre veía las mismas, incluso varias veces al día le aparecían en el feed.

Si eres de los que se quejaban o escuchaban las quejas puedes dar un paso adelante.

 

 

Bien. No contentos con eso, Facebook empezó a hacer encuestas a los usuarios, a mí entre ellas, preguntando si estaba contenta con el contenido y con la información que recibía de los contactos agregados. Por supuesto mi respuesta se unía al rebaño y dije que tenía la sensación de que no veía todas las noticias de mis contactos.

(Esta es una que justo me ha saltado HOY):

 

Entiendo que ante esto Mark dijo… coño, ¡¡hay que hacer algo!! Que la gente está poniéndose la capa de invisibilidad y no les ve ni Rita: pues las empresas que paguen para que las veamos y así los usuarios no se enfadan. Dos pájaros de un tipo, ¿no? Pues pseeeee, sí y no.

 

De aquellas lluvias estos lodos.

 

Vale. No hay que ser muy listo para averiguar que Facebook se tomó muy en serio las quejas de los usuarios y empezó a buscar soluciones para todos: los que mantenían Facebook en lo alto y a todas las empresas que nutrían su chiringuito pagando por publicidad.

Pero es importante hacer un inciso y analizar lo que estaba sucediendo en paralelo con las publicaciones de nuestros queridos cientos de amigos de Facebook:

  • Aumento de contenido sobre vídeos de gatitos (que adoro y venero) o animalitos varios con habilidades.
  • Aumento de contenido chorra random vs. memes de ayer y hoy.
  • Aumento de contenido de vídeos virales noticiables o anecdotarios.
  • Aumento de contenido sobre movimientos sociales.
  • Disminuición hasta el 20% o menos del contenido personal.

Traducción = no veíamos a nuestros amigos porque nos habían empezado a interesar más otras cosas que, precisamente, generaban empresas y fan pages. Las reglas del juego y los códigos estaban cambiando y como estábamos tan pendiente de lo que nos habían dicho que hiciéramos (publicar sí o sí para que te vieran) habíamos dejado de ver el presente y analizar lo que estaba ocurriendo.

¡Tachán! Sorpresa.

Me quedo con esta frase que leí  y es que euizá el problema de Facebook no era solo lo que los medios publican, sino lo que los usuarios seleccionan para compartir en sus muros.

Si estáis entre mis no convencionales habréis visto mi nueva iniciativa de #LosLunesSinRuido que precisamente persiguen lo mismo que después me di cuenta que perseguía Mark.

Esto no es culpa de nadie. Antes todos veíamos el reality que echaban en el prime time y ahora todos vemos los mismos vídeos que circulan por Internet. Es humano, necesitamos mantener el escalón de pertenencia.

La consecuencia es que al final esto se ha convertido en tanto ruido que hace que las publicaciones personales se vean minimizadas e invisibilizadas salvo que sean grandes acontecimientos. (Te darás cuenta de que también ha crecido mucho el número de usuarios que utilizan sus perfiles personales de Facebook como cuentas de empresa, ¿casualidad?)

Amigos, ha cambiado el algoritmo pero, despertad, también ha cambiado el comportamiento humano.

 

 

 

Lo que intentó Facebook antes del algoritmo.

El querido Mark y sus chanclas con calcetines tuvieron una gran idea: vamos a potenciar sus relaciones sociales y de afecto para intentar reconducir #LaFiebreDelMeme.

Cada semana había algo nuevo. Entre lo más destacado y así pensando rápido se me ocurren 7 acciones:

  • Cumpleamigo.
  • Aniversarios.
  • Recuerdos: tal día como hoy.
  • Día de la amistad.
  • Resumen del año
  • Vídeo de cumpleaños.
  • Animaciones en palabras como “enhorabuena” o felicidades”.

El objetivo: volver a los orígenes, generar contenido personal y reconectar con los vínculos que nos unían. No porque no los hubiera, pero sí porque estaban muy diluidos entre otras cosas.

Buen intento, pero tal vez llegó tarde.

 

Lo bueno del algoritmo

El motivo por el cual me aventuro a decir que estoy de acuerdo con el algoritmo es porque creo que lo que hace es eliminar el ruido y la sobreinformación por tanto aquí no ha pasado nada. No seamos ruido y no seremos eliminados. Ou yeaah.

En el siguiente apartado te lo cuento, pero antes lee esto para no tirar por tierra lo que estabas haciendo hasta ahora.

Vale, entonces ¿qué pasa con esto? Que permanece ruido antiguo y fuerte que estamos acostumbrados a ver y en cambio las empresas que van naciendo, el contenido nuevo, creativo y nutritivo se tiene que hacer hueco luchando con arma blanco y sin recursos de pago.

Si te fijas, estas empresas grandes siguen publicando de forma constante en su fan page y dirás, ¿para qué? Porque da muy mala sensación una page que no está actualizada desde el mundial del 82. Da sensación de “han muerto todos o les han pillado un pufo y aún están destruyendo papeles en la trituradora”. No mola. Igual ocurre con un blog abandonado en una gasolinera o un Twitter en el que los pájaros llevan sin píar desde el siglo XX. Sigue sin molar. Todas tus plataformas hablan de ti, recuérdalo.

En resumen, que esas empresas publiquen no quiere decir que sea su base estratégica en Facebook, no os dejéis llevar por las primeras impresiones y miremos más allá. Eso hará que no te pillen todos los cambios siempre “en bragas” y que puedas ir a la par o incluso un paso por delante, que es realmente el sueño emprendedor y no el de trabajar mientras se te mete arena en partes del cuerpo que nunca han visto el sol a la vez que el la letra intro.

Las empresas que funcionan pricnipalmente por campañas pagadas no hay problema. ellos no se la juegan a algoritmo va algoritmo viene y van a lo seguro: euros euros dubidú. Bien hecho. Pueden. Quieren. Todo en orden.

Pero claro, si nos han bombardeado con “tú lo que tienes que hacer es ser constante con tu blog y publicar cada semana” “ah, y en redes sociales todos los días e incluso si puedes varias veces”. ¿Qué ha ocurrido? Que las empresas se han hecho la picha un lío generando contenidos aburridos y fotocopiados por rellenar los huecos temporales y por no sé qué historias leyendas de posicionamiento en la NASA.

 

 

Toca remangarse, pensar por uno mismo y contribuir a nutrir las redes en vez de contaminarlas.

 

Nuestra estrategia aliada.

Lo primero de todo será hacer un análisis como cuando cambias de armario. Qué te vale y qué no, qué te gusta de lo que publicabas y qué no, lo que más le ha gustado a la gente y ver si sigues en esa línea. Podría seguir con las preguntas pero se me están secando las teclas, así que voy al grano: hazte un análisis DAFO de tus publicaciones (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades).

Si estás empezando de cero no pasa nada, haz un brainstorming de lo que TE NACERÍA compartir y haz lo mismo. Mide la coherencia con lo que está buscando tu público y saca conclusiones. En el bonus track te doy algunos tips extra.

Es necesario volver a ti para poder emitir lo que quieres en total coherencia.

El algoritmo no va a fastidiar a nadie, si vamos acorde al mundo, todo irá bien.

 

Recomendaciones estrella:

 

  • Multiplicar por mil la creatividad: es el momento de sacar las armas, llamar la atención, gamificar, llevar el storytelling hasta en el pasaporte, etc.
  • Colaboraciones y movimiento: si una da un paso, avanzamos todas. No lo olvides y ábrete. Da igual si es online, en eventos de networking o por email, encuentra la forma de abrirte al mundo, conocer gente y expandirte.
  • Centrarte lo máximo posible: el universo se expande y se contrae y ahora toca expandirse y cuanto más concretemos nuestra esencia y el problema que resolvemos mejor. En el caso de productos, la necesidad que satisfacemos.
  • Menos es más: publicar menos contenido pero que sea mucho más nutritivo. El resto del tiempo si queréis experimentar podéis hacer directos o acciones audiovisuales que os den más visibilidad diaria.
  • Vídeos per tutti: esto enlaza con lo anterior. Se veía venir desde hacía años pero no queríamos hacerle caso. Vídeos en directo, grabados, de fotos y textos… En la variedad está el gusto. Sí, queridos, toca salir a la palestra, pero no temas porque hay muchos formatos que puedes usar sin que te tiemblen tanto las piernas. Esta temporada te iré contando (suscríbete para no perderte nada y tan amigos).
  • Promocionar tus iniciativas estrella. Pero las ESTRELLA, o sea esas que digas… “con esto lo peto”. Crear secciones periódicas que enganchen hará que la gente te busque y que tu visibilidad sea inmune a cualquier magia negra o maldición gitana. ¡Eh! Pero cúrratelo, que queremos ver tu magia blanca y disfrutar mucho con ella. No caigas en los tópicos, que tú no eres de esos 😉
  • Motivar a que seleccionen tu fan page en la opción “ver primero” para que nada se interponga entre vosotros.
  • Objetivo conversión. Amamos el engagement y sobre todo amamos la conversión. Nunca olvides el objetivo de cada una de tus publicaciones e incluye siempre una llamada a la acción que no sea solo leer un post o blablabla. Currarte las llamadas a la acción hará que tus conversiones aumenten.
  • Email marketing: esto también enlaza con lo anterior. Motiva al público a apuntarse a tu lista y pertenecer a tu comunidad. Experimenta con formas distintas de captación, observa, analiza e implementa. El email marketing es una de mis mejores aliadas en la conversión y más desde que di con la tecla de lo que necesitaba mi comunidad: este test de autodiagnóstico emocional empresarial gratuito. Crea motivaciones creativas y nutritivas, saca el genio que llevas dentro.
  • Pierde el miedo, el sufrimiento, el temblor de la incertidumbre y de no saber lo que se viene encima. El miedo a mostrarte, que te vean y cagarla es lo que más influye en que tu invisibilidad crezca, ¡¡CRÉEME!! Ya es hora de que emprendas sin sufrir. Dicen que si alguna vez has entrado en pánico con el algoritmo es que has usado muy mal las redes sociales. Empieza a crear iniciativas creativas que conviertan.

 

 

 

 

 

Bonus track: qué hacer si en tu caso…

  • No tienes aún público y por tanto no puedes observarles ni (que es lo ideal) generar diálogo con ellos.

Entra en grupos de Facebook o comunidades de Instagram (en redes sociales porque si las usan y te aportan datos es la info correcta para crear tu estrategia) donde sepas que están; e incluso foros. Lo importante es acercarse y conocerles para acertar mejor y poder validar tus ideas.

 

  • No se te ocurren ideas ni buenas ni malas.

Haz una detox y vaciáte de todo el miedo que está frenando tu creatividad.

 

  • No tienes ni un euro para invertir.

Guarda las buenas ideas y márcate un objetivo de inversión al mes. Encuentra la forma de conseguir esa cantidad de dinero y experimenta.

 

  • No sabes nada de Facebook ads o Instagram ads.

Con ideas creativas, estando donde debes (cerca de tu publico), observando los movimientos sociales y estando a la par con ellos no te harán ninguna falta porque seguirás destacando, PERO sé de buena tinta que hay unos cuantos cursos y recursos gratuitos de Facebook e Instagram ads por la red. Rompe tus barreras y dale una oportunidad. Si tú no avanzas, nadie querrá caminar contigo.

  • Estás paralizado del todo y el miedo no te deja ver con claridad.

Toca delegar en un profesional que te asesore y te lleve de la mano. Solo tú decides donde quieres estar y si quieres permanecer ahí. Sigue mi fórmula: conciencia + decisión + acción. Demuéstrate que apuestas por ti.

 

Y creo que tengo aún muuuucho que decir al respecto y desarrollar cada punto, pero las teclas están apunto de fundirse en un abrazo eterno con mis dedos y es hora de darles una tregua. Si te has quedado con ganas de más seguimos en comentarios o me cuentas o lo vemos juntas con un café bien cargadito en una asesoría.

Nadie va a ganarnos a salvajes. ¡Feliz domingo incluso a Mark Zuckerberg!

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!