Porqué nació realmente tu cuenta de Facebook

Creo que estamos de acuerdo.

Lo de esta semana ha sido demasiado.

El bombardeo con contenido igual por todas partes y los gritos a los 4 vientos de la “última oportunidad” han quemado los cables a unos cuantos.

(Nota en el parabrisas: no lo critico y de hecho varias amigas han sido afiliadas de eso o similares, solo digo lo que me ha generado a mí).

¿No os parece que si vivimos en una constante “última oportunidad” el efecto deja de existir?

Si os soy sincera, incluso me planteé anular mi curso Dream Story planner. No podía ni plantearme la posibilidad de contribuir al ruido que tan harta estaba de escuchar.

Creo que precisamente por eso seguí con mis planes.

TU RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

La diferenciación.

No hablo solo de que sea necesario para destacarnos de la competencia, sino que hablo de una responsabilidad mayor para con la comunidad.

El ruido igual al final no construye, en cambio buscar nuevas fórmulas, estar presente y despierto a la evolución de la sociedad y del tipo de contenido que se va necesitando hace que nutras realmente al mundo y por tanto a tu proyecto, convirtiéndose así en un referente.

La responsabilidad social empresarial es el compromiso que adquiere una empresa con la sociedad. No en plan ONG o donaciones varias, que están genial, sino simplemente por la contribución que hacen al mundo con su modus operandi. Si pensabas que estas cosas solo era para empresas grandes, estás muy equivocada, podemos hacer mucho y muy grande.

De hecho empresas como Facebook, o sea nuestra segunda casa, han utilizado lo que te voy a contar dentro de su estrategia.

 

EL TRUCO DE FACEBOOK PARA QUE ABRIESES TU CUENTA

Muchos de nosotros, sin ir más lejos, seguramente nos abríesemos una cuenta de Facebook por alguno de los juegos que incluía y del cuál todo el mundo hablaba cuál adicto del El Pozo. Os suena FarmVille, Secuestrador en serie (por este entré yo), Happy Aquarium (mis peces deben haber muerto), por no hablar de la plaga y síndrome Candy Crush.

Aunque lo que seguro que recordáis con lágrimas en los ojos son aquellos millones de test que hacíamos en masa para saber “qué tan princesa Disney sos”, o cuál era nuestro nivel para diferenciar colores, etc. GAMIFICACIÓN.

 

 

Seguramente no asociabais Facebook con juegos, sino con socializar, cotillear, negocios, networking, etc. Sin embargo una de las cosas que más movió a los usuarios a abrirse un perfil fue esto.

Hablando en nuestro idioma de negocios 2.0, los juegos fueron uno de los lead magnet (gancho) más potentes para Facebook.

El porqué es muy simple.

El usuario, es decir la gran masa, busca entretenimiento en sus tiempos muertos. Antiguamente nos servía con una conversación, un café o cualquier pausa en ese sentido, pero poco a poco los videojuegos han hecho que nuestra mente se entretega mejor con los juegos en el móvil, pc, etc.

Cuántas mañanas habrán pasado algunos en el trabajo jugando al solitario, pero ese no es el tema.

 

 

Si las formas de relacionarnos con el mundo han cambiado, si la forma en la que nuestro cerebro entiende, agrupa y digiere la información ha cambiado, si nuestra inteligencia lúdica está creciendo como la espuma y teniendo cada vez más peso en nuestra vida diaria independientemente, ¿por qué estamos todo el rato ofreciendo el mismo tipo de contenido?

Las escuelas infantiles sí están despiertas y cada vez más desde hacen años utilizan el método Montessori para mejorar la inteligencia emocional de los alumnos y con ello mejorar sus resultados académicos.

¿Adivináis en qué se basan? Exacto, en juegos.

 

QUÉ PASA SI GAMIFICO MI ESTRATEGIA

Estás son algunos de los beneficios que obtendrás si incluyes la gamificación en tu estrategia:

  • Mayor engagement (interactuación).
  • Implicación de la audiencia.
  • Fidelización.
  • Compromiso.
  • Referente en construir divirtiendo a tu público.
  • Estimulación de la mente de tu audiencia, potenciando sus recursos propios y cualidades intelecutales.
  • Contribución social.
  • Y un largo etc.

¿Qué creéis que pasaría si empezásemos a aplicar lo que ya hacíamos de forma innata de niños a nuestra empresa? ¿Cómo creéis que reaccionaría vuestra audiencia si sumaséis el factor diversión a lo que hacéis ahora mismo?

Quiero contaros mucho más sobre esto ya que es un tema que me apasiona, y también quiero haceros ver la parte social (de sociedad, no en plan seguidores varios) que tiene incorporar la gamificación a tu empresa.

Como quiero transmitiros esta pasión con todos los matices de lo que os cuento, la pantalla me llama y quiero proponeros hacer un Facebook Live, un directo para construir y contaros las bondades de esto que parece una locura pero a la vez una obviedad: muy mi rollo ajjaa.

Si te ha picado el gusanillo, te espero el 18 de octubre en el evento que crearé aquí para hablar de juegos, diferenciación creativa, responabilidad social empresarial y otras muchas cosas. Traeros un batido virtual, zumo, cóctel o mojito, yo pongo el picoteo y llevamos todos el parloteo para compartir.

¿Realmente te parece difícil aplicar la gamificación a tu empresa? Venga, vamos a cambiar juntas ese chip, es momento de construir lo que los tiempos demandan. No tengas miedo, en el fondo ya sabes hacerlo, te lo prometo.

 

B.S.O. post Dorian – Arde sobre mojado

9 Comments
  • Pepa Cartini
    Posted at 08:07h, 08 octubre Responder

    Genial, Irene.

    Parece que a veces olvidamos que estamos aquí para aportar valor y que se puede conseguir de diversas formas.

    Me ha encantado tu post 🙂

    ¡Enhorabuena!

    • Ire Martín
      Posted at 08:23h, 08 octubre Responder

      Gracias, preciosa! Se nos olvida nuestra responsabilidad y la labor que tenemos oportunidad de hacer. Es precioso recordarlo ❤️ y compartir el camino. Mil besos, bonita 😘

  • Elena Sacoe
    Posted at 08:24h, 08 octubre Responder

    Bravo Ire, esta semana yo misma me he sentido ahogada con la promoción. Todo eso me ha llevado a tomar decisiones futuras, todavía lo estoy madurando pero en la próxima conexión zoomera os cuento mis planes 💛 Súper necesario un post como este Ire 🖐🏽😍😘

  • María
    Posted at 08:25h, 08 octubre Responder

    Hola, Ire:

    La serendipitia me persigue. Esta mañana, a las 7.30, mientras esperaba a que infusionase mi té, he escuchado en la radio a un emprendedor y autor (no he llegado a tiempo para captar su nombre, ¡lástima!) hablar de recuperar la esencia de las relaciones personales en las empresas 2.0.

    Soy una súper defensora de la “repersonalización” (en lugar de la despersonalización) de las empresas 2.0 y nada une más a los seres humanos que el juego. Aprendemos jugando, socializamos jugando así que ¿por qué no podemos vender jugando?
    Si te lo paras a pensar, ¿no estamos todos un poco hasta el gorro de la venta dura, chillona, anónima? Si algo nos distingue como emprendedores online es que hemos “parido” nuestros productos, los hemos visto crecer, los hemos sacado al mundo, no son anónimos así que ¿por qué venderlos con esa frialdadad?

    Me interesa la gamificación como una forma de humanizar el producto y la venta, así que ya estoy apuntada a tu lista VIP.

    Un abrazo.

    • Ire Martín
      Posted at 10:18h, 08 octubre Responder

      ¡Pedazo de comentario! #Ovación. Qué guay lo que estabas escuchando en la radio. Parece que cuando sintonizamos con algo nos persigue. Está claro que estoy 200% de acuerdo contigo y me ha flipado el contepto repersonalización. Bravo!!

  • Mariluz Ortega
    Posted at 10:06h, 08 octubre Responder

    Emmm. NUNCA he jugado a nada del facebook. Soy una jugadora pésima.

    ¡Seño! ¿Cómo gamificar si no eres gamer?

    • Ire Martín
      Posted at 10:17h, 08 octubre Responder

      Jajaja no, no!! Que lo de Facebook era ¡un ejemplo! Jajaj. La idea es que gamifiques desde lo que a ti te gusta o te ha gustado jugar. Creo que a lo largo de tu vida habrás jugado a alguna que otra cosilla 😝😝. Muchos besos, guapa

  • Mir
    Posted at 15:15h, 08 octubre Responder

    Tu mensaje me parece cada vez más sicronizado y me devuelve la esperanza de que todos podemos jugar (competir) responsablemente, aunque es un ejercicio personal; un comentario anterior lo expone magistral como parir un hijo y yo creo que siguiendo el ejemplo nuestras estrategias de comunicación son muchas veces parecidas a las diferentes pedagogías… que al final son parte de la coherencia personal y lo que hacemos, como somos es nuestro negocio.

    • Ire Martín
      Posted at 15:31h, 08 octubre Responder

      ¡Totalmente, Mir! La pedagogía es un arma que recomiendo empezar a utilizar. Si empezámos a educar a las empresas como a nuestros hijos y a nuestros hijos como a nuestras empresas, creo que realizamos el verdadero cambio del mundo donde el amor y la coherencia nutran de verdad. Sin parecer cursi ni hippie extreme, pero es mi visión del asunto <3. Muchas gracias por comentar, bonita 🙂

Post A Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies