El “no” que te impide crecer

 

El que te pone los pelos de punta.

El “no” al que nunca te has enfrentado porque es enfrentarte a ti misma.

El “no” que implica el riesgo de perder, a pesar de que eso signifique que habrá espacio para todo lo nuevo.

 

Hay un no al que aún no te has enfrentado y es el que está frenando tu crecimiento. Sí. En todos los sentidos. Personal y laboral.

No sé tú, pero yo me cansé de esperar. De esperar los milagros, quien me rescaté, el salvador o salvadora que cambiase mi mundo e hiciese todo más fácil.

Me cansé y me decidí salvar a mí misma.

¿Cuál es la última vez que dijiste que “sí” a algo que querías haber dicho “no”?

Cuántas veces has evitado poner ese límite que sabías que tenías que poner… Por miedo, por vergüenza, por no tener claro que lo merecías, por no sentirte lo suficiente… ¿Cuántas veces?

 

 

Hay dos “noes” que me han dado un impulso laboral y personal inmenso.

El primero, es el “no” con el que llamé a mi grupo de Facebook de “emprendedores no convencionales” en el que ya somos casi 1000 emprendedores y en el cual se mueve una energía de verdad, nutrición y vínculo colaborativo precioso.

Menos mal que no hice caso a todas las reglas que dicen que jamás utilices la palabra “no” en este tipo de cosas.

El otro es del que te hablo hoy y que fue el punto de inflexión que mi vida necesitaba.

 

 

Viajemos juntas

Cierra por un momento los ojos, y recorre mentalmente tu vida.

En fotogramas, película, fotos, tú eliges… Lo importante es que tu mente te lleve a todos esos momentos en los que has dicho que “sí” cuando querías decir que “no”. Revive cómo te sentiste, lo que significó para ti, las implicaciones… Todo. TODO.

No sé tú, pero la primera vez que hice ese repaso vital, me removí muchísimo. Fue como si en ese instante fuese consciente de todas las veces que cedí mi poder.

Todas las veces que me hice pequeña ante quien tenía enfrente.

Todas las veces que me dije que “no” a mí para decirle que sí al otro.

Porque sí, si en un lado del papel que tomamos ante la vida pone “no”, en el otro lado pone “sí”. De nosotros depende decidir en qué lado está cada palabra y cuál giramos hacia qué lado: nosotras mismas o hacia los demás.

 

 

Pero el viaje que quiero que hagamos no termina aquí. Quiero que le des la vuelta a ese cartel donde ibas con un “Sí” gigante mirando al mundo a pesar de todo, y quiero que ahora ese sí te mire hacia ti y el no hacia los demás.

Vuelve a cerrar los ojos, pero ahora imagina que sostienes ese cartel donde pone NO hacia todas esas situaciones en las que tenías que haberlo dicho. Observa cómo hubiera sido tu vida si el “sí” hubiera estado mirando hacia ti y el “no” hacia todas esas personas o situaciones.

Siente el empoderamiento, observa como cada vez que te visualizas diciendo que “no” cuando no querías algo, va subiendo tu seguridad, tu fuerza y tu poder.

Esa SÍ eres tú.

La que echas de menos tantas veces y con la querrías estar siempre.

Plena. Llena de poder y sin ceder ni un centímetro a nadie.

¿Te imaginas lo que esta actitud significa para tu vida? ¿Y para tu negocio? Exacto: comerte el mundo.

Basta de ceder terreno que no quieres ceder, dar con clientes tóxicos, con precios que no te compensan ni te dan para vivir. Basta de ponerte a ti en el último lugar y de pensar que hacerlo es ser egoísta. Basta de creer que queremos más a los demás si nos sacrificamos.

No creo en el sacrificio, creo en la resistencia a ser libre, y esa es la que quiero que empieces a cambiar desde hoy diciéndote que SÍ a ti misma, y dejando los límites claros.

Ser libre, te hace crecer más. Suelta lastre y empodérate.

Cuanto más libre seas por dentro, más libre serás por fuera.

 

 

Hacer este ejercicio me cambió la vida. Me hizo ser consciente del automatismo a decir que sí que tenía y sembró en mí la fuerza de ponerme de mi parte y empezar a decir que no cuando realmente no quería.

Hay un último secreto, y es que ese cartel tiene más opciones y te las cuento en este capítulo de mi ebook “Sin miedo eres más sexy: #emprenderSinSufrir” haz click aquí para descargar el capítulo.

 

 

Y como quiero que pongas toda tu fuerza y energías a tu favor y el de tu negocio, hoy pongo a vuestra disposición el código MEDIGOSÍ para tener un 20% de descuento en mi ebook “Sin miedo eres más sexy: #EmprenderSinSufrir” (solo hasta el miércoles 4 de octubre 2017). Puedes comprarlo aquí.

¿Nos decimos que sí a partir de ahora? Cuéntame en comentarios si tú también te decías que “no” a ti misma.

Muchas gracias por estar aquí ¡una semana más!

 

B.S.O. post Jeff Buckley – Hallelujah – Radio Edit

 

 

 

 

 

 

COMPÁRTELO

Posts relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



AUDIOCurso online gratis

Cómo desbloquear lo que está frenando tu empresa y tu vida

Un bloqueo emocional ha tomado las riendas de tus decisiones y sabes que es el momento de decir basta y dar una vuelta más. Accede a mi audiocurso y descubre las claves para comenzar a hacerlo.

Las personas como tú visitaron…

Vivo fuera de la zona de confort, tal vez por eso pocas veces me verás en tacones.

¡Pero hablemos de ti!

Elige el tema que te interesa leer o escuchar y déjame un comentario cuando lo hagas para saber qué contenidos te gustan más.

Si eres nuevo por aquí, debes saber que soy escritora, publicista especializada en psicología de la comunicación in/consiente. Tengo tendencia a lo políticamente incorrecto, escribir sin filtro y ahuyentar el postureo, por lo demás no tienes nada que temer. Esta es tu casa, puedes pasearte descalzo.