Cómo saber lo que es una señal de lo que no (abundancia)

Transcripción

Típica escena. Tomas una decisión, vas a apostar por tu proyecto. De pronto empiezan a surgirte oportunidades de trabajo muy jugosas. O al revés, quieres mandar a pastar tu empresa y de pronto, reaparecen clientes antiguos o nuevos.

 

What the fuck! Hoy hablamos de esto.

[CABECERA]

 

Hola a todos, soy Ire Martín, publicista, escritora y diplomada en bne, y en este podcast hablamos de mentalidad, emprendimiento, psicología, conciencia de unidad y mucho amor con humor.

 

Y es que mira que da rabia, no me digas que no.

Después de estar rayado con algo un tiempecito, coges toda empoderada/o y tomas la decisión: a tomar por saco [inserte aquí lo que quieres desterrar].

 

Y patapám, mágicamente, debajo de las piedras aparecen oportunidades justo en la dirección contraria.

¿Es una señal? ¿Es una bromar? ¿Vivo en el show de Truman y nadie me ha avisado? Qué coño es esto.

 

Entonces dudas.

 

O te dices a ti misma: “no, no, yo ya he tomado una decisión”. Pero miras de reojo y con ojitos a la propuesta que acaba de surgir. Es un no con la boca pequeña y cagaita de estar tomando la decisión correcta y que no estés dejando pasar LA OPORTUNIDAD, así en mayúsculas y con neones al cielo como si llegase de pronto la Bat señal.

 

¿Os ha pasado?

 

A mí un millón de veces.

 

Recuerdo perfectamente cuando dejé Global, la agencia de eventos más grande del país y en el top 20 mundial cuando yo trabajaba allí que cada 2 semanas me llamaba la que era mi jefa para ofrecerme trabajos como freelance tremendamente jugosos. Giras por Europa donde además iba a ganar una pasta, ser la directora de producción de proyectos con pintaza extreme.

 

Y claro… Yo decía, por qué me hacéis esto! Jajaja. Cuando tomas una decisión quieres que nada ni nadie te haga cuestionar esas decisiones, pero las tentaciones surgen y están ahí llamando a la puerta.

 

Holi, ¿seguro que quieres irte… Eh, seguro que quieres?

 

Hermana, vamoh a calmarnoh.

 

Por supuesto que en ese momento que yo estaba dando algún taller presencial de desarrollo personal porque me lo habían pedido hacer y todo tranquilo, yo estaba un poco en año sabático y todas estas cosas me perturbaban porque claro.

 

Si decías que no, temías perder esa oprtunidad y las siguientes que vinieran si no te volvían a llamar y cambiabas de idea.

 

Qué tensión, mija jajaja.

 

Pero por otro lado, yo sabía lo que quería. Bueno no, tenía una ligera idea y lo que quería en realidad era experimentar y a ver qué pasaba. Pero sabía lo que no quería y era eso.

 

Cuando encima ese trabajo te había llenado infinito y dado las mejores y más satisfactorias experiencias laborales y personales hasta la fecha, escuece mucho mucho.

 

Y bueno, como esto con todo un millón de veces. Me ha pasado a mí a casi toda la gente que conozco.

 

¿La vida nos provoca again? Pues sí, querida jajaja básicamente es eso.

 

Y tiene que ver con la abundancia.

 

Cuando tú tomas una decisión alineada con lo que quieres, estás en estado de abundancia y muy conectada con tu poder y contigo.

 

Te estás permitiendo hacer lo que realmente te apasiona y te mueve. Esto, por supuesto en todos los ámbitos de tu vida.

 

Pero la abundancia tiene una parte que necesita que revalides eso. Entonces es cuando aparecen las islas de las tentaciones varias donde nos viene alguien a decir, “oye y si haces…” Y te da una idea que no está 100% en el foco de lo que quieres pero que por supuesto es mucho más segura.

 

Y te rompe viva o vivo porque pierdes la fuerza momentáneamente al engancharte a la duda.

 

Lo digo mucho y es que la confianza y el estado de abundancia se entrena y se siente por dentro y es como el puente de Indiana Jones que tienes que saltar para que se abra el puente y no caerte. No al revés.

 

Cosas que ocurren con esto:

  1. La gente se toma como una señal cualquier cosa a favor y en contra y se hacen la picha un lío. Todo lo que ocurre a nuestro alrededor son mensajes. De nosotros depende cómo los interpretamos y el valor que le damos. Lo que nos hacen sentir esos mensajes y escucharnos es lo importante. Cuando pasó X o surgió tal oportunidad lo sentiste como una señal de confirmación de algo por dentro o cómo una prueba de revalidar tu sueño.

 

A veces verás que así era y otras veces que te equivocaste. Cuando más permitas escucharte más podrás separar la paja y el trigo y más conocerás qué sientes de verdad y qué te vibra por dentro cuando algo llega a ti.

 

Igualmente cuando llegan las tentaciones, también sabrás si es un bote salvavidas para que no metas la pata o si realmente es un espejismo de un oasis que no existe.l

 

Las mejores decisiones, donde no te equivocas nunca son las que tomas desde el amor más profundo desde lo que quieres genuinamente.

 

  1. También ocurre la maravillosa chorrada de echarle un pulso a la vida. Decido algo en plan “quiero un millón de euros”. Por probar, porque es mucho y porque yo lo valgo. Pero realmente no me llena de emoción, es todo MENTAL. Y lo quiero desde ahí. Todas las señales y lo que venga a raíz de eso será mental. Puedes rechazar la llamada del oasis si aparece desde el “voy a rechazar esto para que pase esto otro” y eso, queridos, es pasarnos de listos jajaj. Estamos intentando manipular a la vida y no veas lo que se descojona de nosotros.

Por eso es tan importante ser muy honestos con nosotros y no camuflar tonterías standard sino conectar con qué queremos de verdad en nuestra vida.

 

Cómo cuesta permitirnos soñar.

 

Habrá gente que diga, es que no sé qué quiero. Yo te digo, sí lo sabes, cariño, pero no te estás permitiendo verlo. No pasa nada, simplemente date cuenta y empieza a observarlo y tomar decisiones que te hagan eliminar las capas con las que cargas y te impiden ver la luz de tu llamado interno.

 

Que mística me pongo a veces, ozú, pero es que es así.

 

Y nada más, amores. Hasta aquí el episodio de hoy.

 

Ya sabes que si quieres trabajar conmigo en sesión 1-1 o en mi próximo taller de abundancia que es ya de ya, formaciones intensivas de transformación emocional o mi membresía Academia de Visibilidad donde mezclo tanto mentalidad como estrategia y ventas para tener una crecimiento continuo en visibilidad que convierte puedes entrar en soyiremartin.com y clickar en el menú “trabaja conmigo” para ver todas las opciones que tengo disponibles ahora mismo. También puedes descargar mis recursos gratuitos y seguirme en Instagram para tener una conversación más directa, que siempre me encanta.

 

Igual que si te ha parecido interesante este episodio y lo compartes, me harás muy feliz.

 

Estoy al otro lado para todo lo que quieras comentar conmigo.

 

Espero que este episodio te haya aportado y nos vemos en nada en el siguiente. Un beso eeeenorme y que no sea un día cualquiera.

⚡⚡⚡ ¿Quieres trabajar conmigo? Haz click aquí para ver las opciones o escríbeme.

🍹 Te espero en mi comunidad vía Telegram “Clicks mentales off the record donde envío clicks mentales extra y podemos comentar lo que se va moviendo en el mundillo.

COMPÁRTELO

Posts relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



AUDIOCurso online gratis

Cómo desbloquear lo que está frenando tu empresa y tu vida

Un bloqueo emocional ha tomado las riendas de tus decisiones y sabes que es el momento de decir basta y dar una vuelta más. Accede a mi audiocurso y descubre las claves para comenzar a hacerlo.

Las personas como tú visitaron…

Vivo fuera de la zona de confort, tal vez por eso pocas veces me verás en tacones.

¡Pero hablemos de ti!

Elige el tema que te interesa leer o escuchar y déjame un comentario cuando lo hagas para saber qué contenidos te gustan más.

Si eres nuevo por aquí, debes saber que soy escritora, publicista especializada en psicología de la comunicación in/consiente. Tengo tendencia a lo políticamente incorrecto, escribir sin filtro y ahuyentar el postureo, por lo demás no tienes nada que temer. Esta es tu casa, puedes pasearte descalzo.