Las 3 creencias que frenan tus lanzamientos - Ire Martín - Emotional business

Las 3 creencias que frenan tus lanzamientos

El otro día se armó bastante polémica.

Hablé sobre mi visión de los lanzamientos, la cara que nunca se cuenta.

No sé a ti, pero a mí me da mucha rabia que se juegue con los números y se vulneren las creencias de la gente.

De hecho no suelo sacar números que consigo con mis clientes (aunque puntualmente sí para mostrar en qué se traduce materialmente mi método) porque de números se habla mucho y mal, sin contexto, y de emociones se habla muy poco.

Alguien ve como otra persona saca resultados sin contexto y no sabe si son suyos, el trabajo que llevaaba detrás y un montón de cosas. Lo que se recibe es: soy la única imbécil que no se está forrando.

Y eso en vez de hacer bien, a veces hace mal.

Estoy de acuerdo con mostrar resultados, empoderar y hacer ver que todos podemos facturar alto porque estoy 100% de acuerdo, pero también creo que es importante darle contexto a la gente, herramientas para manejar lo que le están frenando. Esa es mi forma.

La de repetición a veces también funciona porque llega un momento que tocas fondo y das una patada en la mesa para subir, así que es lícito lo que hagas, pero por mi parte y misión construyo mucho en la parte emocional.

Me encantaría saber qué sientes tú cuando ves cifras de resultados de otras personas y también qué sientes sobre el tema de los lanzamientos.

 

CUÁL DE ESTOS GRUPOS DE CREENCIAS SON LAS QUE TE FRENA

En mis investigaciones sociales aplicadas a lanzamientos estoy observando una nueva tendencia que es la autoridad independientemente del resultado.

Lanzar te posiciona como experto un punto más.

Has elegido un tema del que dices que sabes y puedes aportar soluciones, algo más “en serio” que un simple post. La gente ve movimiento al respecto con tu campaña, ven personas que te validan (la famosa prueba social), empiezan a considerarte y estén más o menos activos en tu campaña o no, compren o no, su percepción ya ha cambiado y por tanto, también tu posicionamiento.

Has pasado de hablar a actuar y eso, aunque abunda,  sigue siendo una parte minoritaria del mercado. La mayoría dicen que van a hacer pero no hacen, y eso no es su culpa, es por lo que te voy a contar ahora.

Yo quiero que tú seas de esa parte minoritaria que actúa, y como es el mes de trabajar a saco con las creencias, atento a estos 3 patrones emocionales que pueden estar frenándote a lanzar o a lanzar teniendo resultados.

 

1. Falta de estrategia: y me dirás… Ire, esto es algo objetivo, qué creencias ni qué historias? Y te diré: sí y no. Cuando nos falla la estrategia y seguimos intentándolo con la misma estrategia aunque haya mínimas diferencias es porque se nos están activando por dentro varias creencias que nos impiden empaparnos bien de los resultados y/o pedir ayuda:

Desconfianza: no me fío de que nadie pueda ayudarme. Traducción: en el fondo tampoco me fío de mí misma y de que sea capaz.

– Falta de merecimiento: me fuerzo a hacer todo sola porque siento que tengo que dejarme la piel; el dinero solo se consigue con esfuerzo y sacrificio. No me merezco que sea fácil porque además no me creo que pueda ser fácil. Veo que es fácil para los demás pero porque siento que soy yo el problema… Error, 404 not found.

Carencia: no tengo dinero para invertir en que nadie me ayude. Relacionada con la anterior y de la que os hablaré más en el punto 3.

 

2. Falta de definición por no saber qué lanzar: conozco varias decenas de personas que me dicen esto. De muy diversos perfiles, gente que empieza y gente con grandes comunidades. No saben qué lanzar, en qué enfocarse, para qué “sirven”. Al final an parcheando pero con inseguridad de estar dando el paso en la dirección correcta. Algunas de estas personas, que luego se han convertido en clientas, me suelen decir esta frase: “sabes más de mi negocio tú que yo”.

El principal patrón emocional que leo detrás de esto es no soy suficiente y falta de reconocimiento, necesito que me digan de fuera lo que valgo; y más aún: de quien soy (mi identidad). A lo mejor tengo mucha gente alrededor pero no se traduce en la materialización que yo quiero, o da igual todo lo que consiga porque no tengo el reconocimiento de X personas (normalmente luego trae como origen una carencia emocional que viene de la historia familiar).

 

3. Patrón de carencia: no tengo dinero para invertir.

Proyecto en mi público que no inviertan a no ser que su cuenta corriente esté muy muy llena. Proyecto desconfianza porque proyecto la energía que llevan mis pensamientos y mapas mentales. En micro conductas casi imperceptibles, en actitud. La carencia no es solo económica.

El patrón de la carencia y de la abundancia trae consigo el mismo patrón que el amor hacia los demás y hacia nosotros mismos. Es algo en lo que profundizaré el segundo día del training experience gratuito (si no te has apuntado, hazlo aquí) y que tengo muchas ganas de enseñaros.

 

ACTUALIZA TUS CREENCIAS

Cuando se sabe esto, cuando contextualizas el motivo por el que no “tomas acción” frase que sin contexto también odio, te dejarás de machacar y de sentir tan culpable por las razones equivocadas y comprenderás para poder elegir cómo actuar en consecuencia y en coherencia con lo que realmente quieres.

tienes el poder de escoger SIEMPRE, el camino y el acompañante. Solo tienes que sentir por dentro y dar el primer paso empoderada en tu decisión.

 

Me encantará que me cuentes cuál de las 3 es la que te representa más ahora mismo, si detectas en tu caso otra creencia que te esté frenando en tu crecimiento empresarial y si te ha servido el post o te ha abierto los ojos en algo.

Abrir la mente a otra reinterpretación de las acciones que tenemos normalizadas siempre es la salvación para ir reprogramando creencias, pasarlas de certeza a posibilidad y de ahí a neutralizarlas.

La película que nos montamos contribuye a que las creencias limitantes se hagan más fuertes, por eso la importancia de que un experto te diga desde fuera lo que tú no puedes ver y permitirse que sea más fácil.

Si te apetece trabajar más este tema, aún puedes formar parte del training experience gratuito Actualiza tus creencias, actualiza tu legado. Un training, que empezará con el primer directo el 4 de marzo pero donde ya hemos empezado la previa con  innovación está desde el segundo 1 para que nuestra mente se vaya abriendo y cambiemos la percepción, de todo lo que viene, más fácilmente.

Ya somos más de 400 personas apuntadas al training para actualizar sus creencias y estoy feliz pero me faltas tú.

Apúntate GRATIS aquí y no olvides entrar al grupo de Facebook al que te invitaré en el mail de bienvenida; si estás apuntada y no estás en el grupo rescata ese mail o escríbeme y te paso el enlace.

Permítete vivir la experiencia completa, 100% nutritiva y sin paja, y ábrete a reprogramar lo que te limita.

 

Un beso enorme y gracias por estar al otro lado. Os leo en comentarios, feliz domingo <3

Suscríbete y únete a recibir inspiración 
y contenido para emprendedores no convencionales

8 Comments
  • Cristina Piriz
    Posted at 07:17h, 24 febrero Responder

    Hola Ire,
    Ya me he apuntado al training y tengo ganas de comenzar 🙂
    Grandes verdades las que cuentas, al final el emprendimiento y el desarrollo personal van mano a mano y una cosa no puede marchar sin la otra. Nos ponemos a prueba cada día y son muchas las barreras que hay que romper. De alguna forma me siento identificada con cada punto que comentas. Un abrazo!
    Cristina

    • Ire Martín
      Posted at 09:47h, 24 febrero Responder

      Mil gracias, Cristina. A veces hay un poco de cada punto y tal vez tenga una raíz común. Sí, van ultra de la mano y para mí es plenamente inseparable. Tengo mil ganas de que sigamos rompiendo barreras en el training 😍😍

  • Luz
    Posted at 11:48h, 24 febrero Responder

    Hola Ire, yo ya me he apuntado al training gratuito y con muchas ganas de que empiece! He de confesarte que no sólo como emprendedora, sino en mi trayectoria profesional en general me he sentido con estas creencias. Soy consiente de que tengo que trabajar más y mejor mi autoestima porque está claro que lo que creemos de nosotras mismas es lo que reflejamos a los demás. Si no nos valoramos, ¿cómo vamos a esperar que lo hagan otros? Gracias por abrirnos los ojos y ayudarnos en el camino. Un abrazo!

    • Ire Martín
      Posted at 15:19h, 24 febrero Responder

      ¡Mil gracias por tu comentario, Luz! Efectivamente nos falta darnos valor pero, y lo que me resulta más importante, es saber de dónde procede esa fuga de autoamor para poder resolverlo con foco. Estoy deseando empezar las masterclasses en directo del training. Que bien que vayas a formar parte 😍😍👏🏻

  • Mary Contreras
    Posted at 19:22h, 24 febrero Responder

    Hola Ire! Las tres obviamente bailan en mi mente todo el tiempo, pero la que más me atormenta es la del dinero para invertir, verás, recientemente sufrí un cambio de vida radical (ya no soy lo que era por ponerlo en resumen y tuve que migrar con mi familia hace poco más de dos años), Esto supone para cualquiera, una movida de mata tremenda y a sabiendas de lo mucho que valgo no he podido salir con nada en España y ese sentimiento de frustración si te soy sincera me ATORMENTA. Me siento embrujada con excelentes ideas millonarias (estoy en el training espero poder contarte alguna), pero incapaz de ejecutar ninguna, obviamente echándole la culpa al dinero, ya sabes si invierto en esto o aquello, dejare sin comida a mi familia en otro país. (Una cosa como esa suena en mi mente). Un abrazo

    • Ire Martín
      Posted at 10:45h, 25 febrero Responder

      Hola, Mary! Puedes contarte lo que quieras siempre. Escríbeme un mail o por privado en Instagram cuando quieras 🙂 El dinero nunca es el problema real, es una consecuencia. Tiene que haber algo que te impida generarlo o invertirlo. ESO es lo importante que hay que observar y estudiar para ver qué esconde. En el training, el segundo día va sobre abundancia así que seguro que te da pistas para empezar a indagar 🙂 Un beso enorme y gracias por compartir tu historia.

  • Alejandra del Río
    Posted at 06:04h, 25 febrero Responder

    Hola Ire! Dentro de mí resuenan tanto la primera como la última. En realidad, invierto, pero quizá con recelo. Me ha chocado lo que dices que se proyecta desconfianza y que mi público no invierta. Wow! no se me había pasado por la cabeza que eso sea así y me he sorprendido. Me quedo con más ganas aún de empezar el training y saber más sobre esta creencia.
    Un beso!!

    • Ire Martín
      Posted at 10:46h, 25 febrero Responder

      ¡Hola, Ale! Te entiendo infinito porque para mí fue toda una revelación. Si tú no inviertes ciertas cantidades no puedes romper la objeción del dinero en otros porque tú misma no la tienes rota. El segundo día hablaremos de money money ajjaja. Un beso enorme y gracias por comentar <3

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.