Te doy 1000€ por tus quejas

Arrancamos nueva temporada con un temazo sobre la abundancia.

Dale al play y te lo cuento.

También puedes escucharme en Spotify, Ivoox, Apple podcast o Podimo.

Transcripción

Te doy 1000€ por cada queja tuya del último mes? Qué, acabas de conectar con la abundancia y con hacerte rico? Hum… Esto es el aquelarre digital de Ire Martín, abrimos temazo!

 

Soy Ire Martín, publicista, escritora y diplomada en bne, y en este podcast hablamos de mentalidad, negocios, psicología y mucho amor con humor.

 

Forrarse. ¿Qué implica la queja realmente?

Esto no va de 21 días sin quejarte. Va de hacer un cambio de perspectiva

 

No es que te quejes porque dejas de recibir.

Cuando te quejas, dejas de recibir.

 

He conocido muchas personas en mi vida, unas más cercanas que otras, que estaban instaladan en toooodo lo que les faltaba siempre.

 

Quejarse por deporte.

 

Muchas veces como justificación externa. Me quejo para mostrar mi preocupación ante este tema para que no vengan de fuera a decirme nada.

 

A veces es porque me preocupa realmente y otras es para que no me lo digan fuera ya me lo digo yo.

 

Hay una tremenda desconexión de lo que realmente sentimos y queremos. Y por supuesto un lazo bien grande atado a la carencia.

 

Detrás de la queja hay:

  • Miedo a que desde fuera me acusen de algo.
  • Juicio máximo a mí misma y una autopercepción terrible.
  • Estar instalados en el mandato de cómo tienen que ser las cosas. Vivir en una constante reclamación.

Imaginaos el desgaste.

 

Detrás de cada queja hay una creencia de “incapacidad de cambiar mi realidad”.

Lo repito: detrás de cada queja hay una creencia de incapacidad de cambiar mi realidad.

 

El 95% de las quejas las arrojamos fuera. No me hacen, me hacen, no me dicen, me dicen…

 

El otro 5% viene de la queja de nosotros mismos. Pero, queridos, si la queja muestra la creencia de nuestra incapacidad por cambiar las cosas, es una autoqueja siempre en realidad. Todo lo que arrojamos fuera vuelve a nosotros como un boomerang.

 

Esa es la parte inconsciente.

Esto hará que queramos que nos salve alguien o culpar a alguien externo de tomar decisiones que nos alejen de nuestro objetivo.

 

Estaremos en una insatisfación tóxica crónica en la que siempre vamos a tener algo por lo que quejarnos.

 

Nuestra zona de confort es la queja. Nos agarramos a ello como justificación constante y eso aleja a la abundancia ipso facto.

 

Si yo no soy capaz de ver lo que tengo hoy, que seguramente en muchas áreas es más de lo que tenía ayer.

 

Si yo no me permito disfrutar de lo que sí me nutre porque caígo en el todo o nada. Si yo le doy el poder a ese bucle coñazo donde intento buscar una solución a un problema que no existe porque el problema es mi falta de agradecimiento.

 

Entonces, habrás decidido ser infeliz porque habrás decidido quedarme inmersa en tdoo lo que está mal.

Esto no va de ser mr wonderful y ver todo de color de rosa.

 

Es vivir y vibrar en el color de rosa.

 

Tienes que plantearte:

  1. Qué es lo que estas esperando
  2. Que es lo que te retiene

 

No tienes nada fuera de ti para conseguir lo que quieras.

 

Te recomiendo pensar, actuar y hablar en consecuencia (hablar por fuera y hablar por dentro).

 

Todo evidentemente se entrena.

Lo habitual es que tengas puntos de iluminación y optimismo en los que ou yeah, me como el mundo apartense.

 

Pena por amigas, clientas, comunidad que son pobres de sí mismas.

 

Viven en el juicio de que lo que tienen no es suficiente, ni en ellas mismas ni en lo que se manifiesta en sus vidas.

 

Aunque tengan casa, gastos cubiertos mal o bien, etc. etc., viven en el que eso no vale.

 

Que hará el universo: forrarse con la pasta que acumula de sus quejas.

 

Cuando DECIDES ser feliz con lo que tienes y dejar la fucking eterna lucha donde no llegas a nada, ENCIMA, entonces empiezas a buscar cosas por las que darías las gracias, empiezas a compararte con otras épocas en las que pedías justo lo que tienes ahora, te das cuenta de lo desagracedida que has estado con la vida y empiezas a vibrar en otro lugar.

 

Agradeces, miras y VES. Y camia tu perspectiva.

 

Mucha gente que va a la India o a lugares con un índice de misera y pobreza muy altos siempre cuentan sorprendidos lo feliz que es la gente.

 

Es curioso que en un país donde hay tanta miseria, sea el lugar donde los modernos peregrinan para buscar su camino espiritual.

 

Cuando te desapegas de cómo tienen que ser las cosas, la vida te entrega el bote acumulado de felicidad abundante que tenía preparado para ti.

 

Pero quién es el valiente que lo suelta? Si con las propias publicaciones de IG las guardamos para nosotros para que nadie más los vea y funcionar como Gollum.

 

No te guardes nada, pierde el miedo, comparte, agradece, vive.

 

Y ya sabes, haz la cuenta, cuando te quejes de cuánto dinero acabas de perder con ello.

 

Espeero que te haya gustado este arranque de la nueva temporada y que comentes en instagram, en ivoox, o apple podcast qué te ha parecido el capítulo. Por supuesto te digo que rule la abundancia y que si te ha despertado algo por dentro lo compartas y no te lo quedes para ti.

 

Y por último quiero invitarte a mi training gratuito salir de la incertidumbre vivir en la abundancia que será 3 masterclass en directo los días 21, 23 y 25 de septiembre donde vamos a ver:

Cómo salir de la incertidumbre

Cómo entrenar la mentalidad de abundancia

Cómo Trabaja tus creencias limitantes y ponte la vida FÁCIL desde YA.

 

Será la precuela de la apertura de mi programa estrella Out of the box, mi formación con acompañamiento enfocado en mentalidad y transformación emocional.

Te dejo el enlace en la descripción del vídeo y espero verte por allí. Vamos a darlo absolutamente TODO.

 

Un beso enorme, feliz día y hasta el próximo episodio.

 

cabecera training abundancia

COMPÁRTELO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Posts relacionados

2 comentarios
  1. Marilu 2 de septiembre de 2020

    Mea culpa, me acuso de todo, de las 3 formas de queja, no es queja, en realidad, es protesta… Desde que recuerdo, siempre me han dicho que soy una protestona y eso, me hace estar más furiosa aún y me quejo más. Sí, es un bucle infinito.
    Por supuesto, he tenido momentos en mi vida muy muy buenos y donde no he protestado, pero sí que es cierto que si algo salía mal, pues ahí estaba yo protestando.
    Ahora NECESITO más que nunca salir del bucle, CORTAR EL HILO y (iba a poner RECLAMAR mi bote de abundancia, pero eso me vuelve a instalar en la queja, jajaja), SOLTAR todo lo que tengo, DESAPEGARME de cómo tienen que ser las cosas para DEJAR que el Universo haga lo que tenga que hacer y pase lo que tenga que pasar.
    Por supuesto, por supuestísimo que ya estoy apuntada al Training Gratuito de final de mes.
    Muchas gracias por estas píldoras de realidad que me vienen como anillo al dedo.
    Pon una «Martín» en tu vida 🙂 (estoy un poco jo…robada, pero encantada con vosotras, cuando suelte todo lo voy a petar y el Universo se va a sentir encantado por soltar también todo lo que le pongo, jajajaja).

    Un abrazo enorme.

    Responder
    • Ire Martin 5 de septiembre de 2020

      BRAVO <3 Muchísimas gracias por tu comentario. Y sí, a veces cambiar ciertas cosas escuece pero cura jajaja. Muchos besos y nos vemos en el training.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Curso online gratis

Cómo desbloquear lo que está frenando tu empresa y tu vida

Un bloqueo emocional ha tomado las riendas de tus decisiones y sabes que es el momento de decir basta y dar una vuelta más. Accede a mi audiocurso y descubre las claves para comenzar a hacerlo.

Las personas como tú visitaron…

Vivo fuera de la zona de confort, tal vez por eso pocas veces me verás en tacones.

¡Pero hablemos de ti!

Elige el tema que te interesa leer o escuchar y déjame un comentario cuando lo hagas para saber qué contenidos te gustan más.

Si eres nuevo por aquí, debes saber que soy escritora, publicista especializada en psicología de la comunicación y diplomada en Bioneuroemoción®. Tengo tendencia a lo políticamente incorrecto, escribir sin filtro y ahuyentar el postureo, por lo demás no tienes nada que temer. Esta es tu casa, puedes pasearte descalzo.